Práctica de interceptación en el F-14 Tomcat

La misión de hoy, call sign “Shotgun”, será volar un CAP de dos aparatos, fuera del eje de amenaza esperado, a unos 200 nm (370 km) por el Adriático al noroeste. Sonic y Green de nuevo estarán en un F-14D modex 204 (Shotgun 02). Elvis y Hurl han cambiado a modex 211 (shotgun 01), un F-14B construido en 1987. Ambos Tomcats llevarán la misma carga de armas, con cuatro AIM-54C Phoenix en el túnel, AIM-7M Sparrow y AIM-9M Sidewinder en cada pilón del ala y los omnipresentes depósitos de combustible debajo de los motores.

Después de la rutina de armar el avión y las inspecciones previas al vuelo. El vuelo Shotgun se lanzará a las 1500 horas. El tiempo en cubierta es claro y soleado. Estaremos en el aire para dos ciclos de misión de 3 horas. Para esta ampliación de la misión del CAP, re-abasteceremos en vuelo a las 16:30 horas, lo que mantendrá la cubierta del portaaviones despejada y evitará gastar tiempo y combustible volviendo al barco. Después de un crucero de 25 minutos hacia nuestro punto, bajaremos a 20.000 pies y comenzaremos la patrulla tan pronto como la sección anterior de Tomcats se dirija de nuevo al George Washington. De nuevo tenemos un E-2C Hawkeye como nuestro controlador aéreo, call sign ‘Hummer 01’ y todas las comunicaciones serán cifradas.

Una vez en la patrulla, Shotgun 01 y 02 se separarán y durante las próximas dos horas volaremos con un patrón de hipódromo con rectas de 20 millas náuticas (37 km) de largo. De esta manera, uno de nuestros radares siempre apuntará hacia el norte. Los Tomcats generalmente exploran las cotas más bajas con sus radares AWG-9 y APG-71, mientras que el APS-145 del Hawkeye es más efectivo para cubrir cotas más altas.

Con el repostaje a mitad de vuelo, tenemos suficiente combustible para volar a unos 450 nudos, lo que significa que podemos mantener una velocidad táctica razonable. En la guerra del Golfo, cuando los tankers estaban en gran demanda, las patrullas CAP a menudo volaban muy lento, como a 250 nudos y a gran altura, para ahorrar combustible. Pero si eres pillado por un enemigo cuando vas lento, estaríamos “en un kim chi profundo” (una frase de la Marina derivada del olor de un alimento popular del sudeste asiático, traducido en un serio problema) Un Tomcat sin energía es un pato de feria. Una táctica anti-Tomcat eficaz en Topgun era sangrarlo de energía hasta que no le quedaban más opciones. Ciertamente no queremos comenzar el combate de esa manera.

Después de volar en círculos durante una hora, Elvis y Hurl están aburridos; 300 millas náuticas lejos del bombardeo de ayer, hay poca amenaza aérea potencial. Este es el punto donde los pilotos de Hornet establecen el piloto automático y el modo radar autotrack y sacan un libro para leerlo.

Cabina trasera de un F-14B

Pero el tanker KC-135 de la fuerza aérea está entrando en el radar: tiempo para repostar. El tanker KA-6D de la Navy ha sido retirado junto con el A-6E Intruder y la Marina debe confiar en otros tankers. En la Guerra del Golfo, los aviones aliados se reabastecieron de todo lo que era posible, incluyendo la RAF. Si bien esta flexibilidad fue un gran beneficio, también causó problemas. Los F-14As con el motor TF-30 experimentaron paradas de compresor al reabastecerse de combustible en el aire caliente del Golfo, especialmente cuando estaba muy cargado. También necesitaban los potsquemadores para mantenerse en formación con los tankers que no eran de la Armada cuando re aprovisionaban combustible por encima de los 23.000 pies (7.010 m)…

…Lo tengo, señor. Hurl tiene un contacto de radar a 120 millas náuticas (220 km), usando la búsqueda de pulso Doppler (PDS) con un programa de barrido estrecho que busca sólo 10 grados a cada lado de la línea central del Tomcat. Después de obtener el contacto, Green en Shotgun 02 cambia su APG-71 a modo de búsqueda de pulsos (PS), para romper la formación de bandidos cuando se acerque. A más de cien millas, los bombarderos están más allá del alcance visual. Hurl cambia su AWG-9 de modo de alta PRF (Frecuencia de repetición de pulsos) a modo de adquisición mientras escanea (TWS), usando los botones a la derecha de su pantalla digital de datos y el panel de control de sensores junto a su rodilla izquierda. Ahora puede seguir seis contactos (o más) al mismo tiempo, mostrando los datos en su pantalla digital de datos.

Elvis se dirige hacia el contacto radar. Empuja el stick y los gases hacia delante, acelerando a Mach 1,9 en un ligero picado. Los bandidos se acercan a 10.000 pies y a Mach 1,4 y deberían situarse en rango del Phoenix en menos de dos minutos. Elvis sitúa el avión de rumbo de colisión a rumbo de interceptación con un fuerte ángulo de deflexión para minimizar el tiempo de lanzamiento del Phoenix. Con un rango de más de 250 millas náuticas (460 km), los Backfires podrían lanzar sus misiles anti-buque AS-4 al George Washington en cualquier momento.

Los bandidos pueden no haber cambiado de rumbo y pueden no haber advertido a los Tomcats. El Tu-22M3 Backfire tipo C lleva el alertador de radar Sirena-3, un diseño antiguo de incierta fiabilidad. Con Hurl todavía en el modo TWS, la peculiar frecuencia del AWG-9 puede no ser detectada a menos que se “bloquee” en un blanco y concentre su potencia. Las emisiones TWS del AWG-9 se muestran como modo de búsqueda en los equipos de alerta enemigos, no como al inconfundible blocaje de radar que alerta al blanco de un probable misil entrante. Un gran beneficio del Phoenix de guía activa es que no necesita blocaje- al contrario que el Sparrow- y el blanco puede ser derribado antes de darse cuenta de que es atacado.

Green cuenta un total de 7 aparatos volando en formación cerrada, aparentemente todos bombarderos Backfire. Están mostrados en su MFD. Es buena cosa que estén agrupados, ya que para los múltiples blancos del Phoenix el AWG-9 tiene que poder actualizar todos los datos de los blancos- incluyendo aspecto, rango y rango de alcance cada dos segundos. Esta es la región aceptable de lanzamiento (RAL), la cual se parece a un cono saliendo del morro del Tomcat. El cono se estrecha con alcance reducido para alcanzar el blanco y aumenta la velocidad relativa, con mínimo y máximo alcance.

A view of a tactical information display (TID) in the cockpit of an F-14A Tomcat aircraft.

El AWG-9 de Hurl tiene ahora estabilizado un programa de seguimiento doppler y asigna a cada blanco una prioridad, llamada orden de disparo. Este número aparece a la derecha de la representación del blanco en la pantalla TID. Estas representaciones son medio rectángulos, llamados “grapas” e incluyen altitud (en miles de pies) a la izquierda de la grapa y número de Mach encima. Un vector de velocidad (mayor significa más rápido) se proyecta en la dirección del rumbo del blanco. Hurl llama a Green y determinan repartirse los objetivos. El máximo alcance RAL de 52 millas náuticas (96 km) para múltiples lanzamientos, se está acercando. Un solo Phoenix tiene un alcance máximo de 100 millas náuticas (185 km).

Elvis tira del morro de Shotgun 01 hacia arriba y reduce los gases a Mach 1,6, la velocidad máxima de lanzamiento del Phoenix. Selecciona el Phoenix en su panel de armamento y cuando los Backfires- todavía manteniendo velocidad y rumbo- entran en alcance RAL, el símbolo de seguimiento de orden de lanzamiento #1 empieza a parpadear en la cabina trasera. Horl canta lanzamiento y Elvis aprieta el disparador en su palanca de control.

Él canta FOX Tres tan pronto el misil cobra vida, abandona el rail de lanzamiento y una fina estela de humo delata su trayectoria de subida. Para proporcionar el gran alcance, el phoenix describirá un alto arco, alcanzando su apogeo a los 100.000 pies-donde su motor cohete es más eficiente y el rozamiento del aire es menor- antes de picar en el inadvertido objetivo. La trayectoria alta también reduce la interferencia entre el transmisor del AWG-9 y la antena receptora del Phoenix.

El piloto automático del misil inicialmente sigue una trayectoria pre-programada y sólo empieza a seguir al blanco cuando comienza a descender. Luego va en modo de seguimiento semi-activo y se dirige hacia las periódicas ondas reflejadas del AWG-9 en modo TWS. Cuando varios misiles están en el aire, la iluminación del objetivo es incluso menos frecuente, ya que debe ser compartida entre todos los misiles en vuelo. A 15-10 millas náuticas (28-18 km) del objetivo, el propio radar activo DSQ-26 del Phoenix toma control y lo guía hasta el impacto.

Pero el trabajo del Hurl no termina. Los Múltiples lanzamientos de Phoenix no son simultáneos. Hurl ahora utiliza el stick de control del rádar para seleccionar más blancos rápidamente. Una vez seleccionado el blanco #2, canta lanzamiento y Fox tres. En 25 segundos los 4 misiles están volando. Cuando Green y Sonic han disparado todos sus misiles, ambos Tomcat comienzan la maniobra “notch”. Alabean y giran a la izquierda, lo justo para mantener a los objetivos dentro del barrido de la antena de sus radares. Tan pronto como misiles se vuelven autónomos los Tomcats se alejan en ángulo recto con respecto a los bandidos y aguardan los resultados. El vuelo Shotgun todavía está fuera de alcance visual.

Sobre un minuto después del lanzamiento del primer Phoenix, todo el infierno se desata entre los Backfires…